ALGO NUEVO QUE DECIR BAJO LA HERMOSA NOCHE SEVILLANA

No hace demasiado dije que ya no era Bruce Springsteen el más adecuado para cantar sobre las miserias de la gente corriente. Anoche, después del ¡Hola, Sevilla!, los versos de Badlands cobraron para mí verdadero sentido; noté que ni el magnífico estado de la voz de Springsteen ni la buena acústica eran los únicos motivos que iban a convertir la noche de ayer en inolvidable. ¿Dónde está el trabajo que hará mis manos, mi alma libres? Había escuchado el Wrecking Ball decenas de veces en casa, el Boss no había venido a Sevilla a hacer una defensa digna de su último trabajo, tampoco a recordarnos que hubo una época en que sus composiciones hablaban de chicas, promesas y carreteras polvorientas: estaba claro, Bruce Springsteen tenía algo nuevo que decir bajo la hermosa noche sevillana. Libertad, hijo, es una camisa sucia/ El sol en mi rostro y mi pala en la tierra/ La pala en la tierra mantiene al diablo alejado/ Me desperté esta mañana encadenado y cautivo. La remozada E Street Band volvía a sonar contundente –nuevas voces, sección de vientos y un Jake Clemons que con una mezcla de desparpajo y talento homenajeaba a su tío en cada nota. El tan temido experimento rapero del rockero de Nueva Jersey fue uno de los puntos álgidos; Candy´s Room, The Ties That Bind, Because The Night: los guiños a los fans de siempre se intercalaban entre las líneas crudas del Wrecking Ball (Pero a veces el mañana/ Llega bañado en tesoros y sangre/ Hey, resistimos la sequía/ Y resistiremos el diluvio; imposible no dejarse envolver por Jack Of All Trades). Tenía algo nuevo que decir y sabía que sólo había una manera posible de decirlo: con más energía y ganas que nunca; nosotros entendimos que la E Street Band no se acababa en el escenario. La mirada de un emocionado Bruce se tornó triste al recordar al fallecido Clarence Clemons; pero enseguida volvió la llamarada a su voz. Eligió Springsteen el Sur para comenzar la gira europea, no creo que esto fuese una coincidencia; el calor sofocante, el sudor, los ritmos del sur de los Estados Unidos, un público entregado: el lugar idóneo para acordarse de los indignados, de los que han perdido su trabajo, de la gente que sigue luchando en estos tiempos difíciles.


Anuncios

One response to “ALGO NUEVO QUE DECIR BAJO LA HERMOSA NOCHE SEVILLANA

  • Travis C. Henderson

    Iba a expresarte mi desacuerdo con tu anterior entrada sobre Springsteen, pero me abstuve de hacerlo. Seguramente la pobreza y el paro no tendrán cabida en la existencia del Boss, pero la mirada y la empatía están para algo. Es verdad que hay artistas que, encerrados en la espiral de su arte, son incapaces de interesarse por la vida, la propia y la de los demás. Pero Bruce Springsteen está hecho de otra madera: la del que sale a la calle y mira lo que pasa.
    Así que me alegro de que durante el concierto hayas rectificado tu opinión sobre Wrecking ball. Coincido plenamente con todo lo que dices, y tu crónica del concierto me parece excelente. Enhorabuena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: