Archivo de la etiqueta: Sevilla FC

A MARTA

Los partidos contra el Madrid me siguen haciendo especial ilusión. Ahora que me tomo el fútbol de una manera bastante más relajada y el Sevilla ha dejado de ser el mejor equipo del mundo –eso decía en su momento cierta clasificación- me cuesta motivarme cuando los hispalenses se enfrentan al Granada o al San Roque de Lepe, al menos tanto como a los jugadores. Cuando acepté la propuesta de Marta, novia de mi amigo Raúl e integrante del Coro de la UPM, para asistir a su concierto de Navidad en el Auditorio Nacional no sabía que coincidía con el Sevilla-Madrid. Antes de que las partituras de Haendel, Bach y Vivaldi volviesen a cobrar vida había anotado Ronaldo el primero. Nos cayeron seis. Es cierto que gracias a lo del concierto me ahorré ver la goleada. Además, aun sin ser un experto ni mucho menos cada vez disfruto más con la música de los autores clásicos. Pero no fue por todo esto por lo que considero la de ir al Auditorio Nacional aquella noche de diciembre una decisión acertada. Antes de oír sus voces me emocioné cuando vi a mi amiga –sonriente, allí en el escenario- buscando con la mirada -entre las gradas abarrotadas del auditorio- a sus amigos y familiares; después de oírlas supe que las voces del coro, la de Marta, ya formarán parte para siempre de las cosas que hacen que para mí estas fechas sigan mereciendo la pena.

Anuncios

NOS QUERÍAMOS LLAMAR UNZUÉ

Después de su actuación en el Camp Nou todos hablan del guardameta del Sevilla Javi Varas. Cuando hace  tiempo lo vi por primera vez bajo el larguero pensé que no tenía planta de portero de Primera División, que los sevillistas tendríamos que seguir confiando en Andrés Palop –nuestro capitán, el símbolo de la más gloriosa época del club-. Solemos ser los que nos sentimos atraídos por guardar los tres palos gente extraña. La acción a menudo transcurre lejos de nuestros dominios, estamos a solas con lo que se nos pasa por la cabeza. Intentamos estar centrados en el juego –un balón largo, un disparo lejano, un despiste de un zaguero- aunque a veces es imposible no divagar: imaginarse haciendo la parada imposible, subiendo a rematar un córner; en ocasiones son los problemas cotidianos los que nos perturban. Estamos acostumbrados pero asusta pensar que el destino de cualquier partido depende de nuestra implicación, de nuestra agilidad, de nuestros reflejos. Me es imposible no sentir debilidad hacia cualquier portero, hace poco dije que los dos únicos ídolos que había tenido eran Bruce Springsteen y Juan Carlos Unzué, el meta navarro que defendía la portería sevillista cuando yo era niño. De Javi Varas me asombra su tranquilidad, como va desbaratando ocasiones con la parsimonia de quien se dedica a sellar un papel tras otro en una oficina. Pensé que nunca vería otra expresión en el rostro de Varas; me emocionó el verlo sonriente abrazado por sus compañeros cuando terminó el partido contra el Barça. Hoy he leído una entrevista antigua del ABC a Varas. El titular era algo así como Me quería llamar Unzué.